Imprimir
03
Abr

M51, NGC 5194 o Galaxia del Remolino

Estaba observando a través del C8 de Susana, colocado sobre una montura CG5 motorizada, la tenue visión de la galaxia del remolino. El primer intento con un Hyperion de 8mm, fue poco provechoso debido a la altísima humedad ambiente y la baja calidad del cielo (estaba nublándose por minutos), pero al cambiarlo por un ocular ploss de 20mm, el menor número de aumentos y la menor exigencia del tren óptico del nuevo ocular produjo el milagro.

m51-lapiz
m51-lapiz m51-lapiz
Ahí estaba la galaxia del remolino, pertenece a la constelación de Canes Venatici, o Perro Cazador. Descubierta por Charles Messier el 13 de octubre de 1773, fue la primera en la que se aprecio una estructura espiral. Visible con unos prismáticos y buen pulso.

Con un telescopio de 6 pulgadas y una buena noche, ya nos permite descubrir el contorno del brazo que une los dos centros en proceso de absorción. Con el 8 pulgadas que estábamos probando, la imagen era realmente nítida, (a pesar de la degradada, por momentos, calidad del cielo). Tras unos segundos de observación sin apartar la mirada del objeto, podía intuirse la separación entre los brazos de M51A, y se apreciaba con total claridad el puente entre esta y su compañera M51B (NGC5195)

messier-51-toma...
messier-51-toma2 messier-51-toma2
Aún tenía en la retina la fuerza de sus dos núcleos blancos difuminándose sobre su propios ejes como arena de playa esparciéndose cada vez más tenue, cuando otro de los miembros del equipo del "Observatorio Tres Juncos" me invito a comparar la imagen con la obtenida con un tubo de 16” sobre montura Dobson, mirando por un ocular Ethos de 21mm.

En su afán de remarcar su ofrecimiento, me indicó que orientara el telescopio hacia donde quisisera, que no me quedará unicamente en esa galaxia, así que en cuanto me acerque lo suficiente...Mi torpeza fue la causante de que según llegué junto a la montura altazimutal moviera accidentalmente el tubo y lógicamente desapareciera M51 del asombroso campo de visión que el Ethos me estaba ofreciendo.

m51
m51 m51
m51-start_hope
m51-start_hope m51-start_hope
Así que tuve que situarme en Alkaid, a la cola de la Osa Mayor y desde ese punto imaginar un triángulo (casi) rectángulo apoyándome en dos estrellas de Canes Venatici (24CVn y HIP66004), para después, usando el ocular de 21mm, imaginar el paralepipedo que esta última forma con HIP65768, HIP65309 y HIP 65550. Y así arrinconada en una de las esquinas, la más cercana al  triangulo que me ayudó a llegar hasta este punto… allí… ¡estaba M51!

Como siempre que observamos objetos de espacio profundo, habremos ajustado el enfoque del equipo en una de las estrellas por las que saltamos antes de llegar al objeto en cuestión, así que solo tenemos que disfrutrar de la visión. Cuanto más tiempo dejemos pasar haciendo que nuestro ojo recorra cada detalle, más serán los que descubramos y más serán también los que nuestro cerebro acumulará para incrementar la percepción de los mismos.

Supernova en M5...
Supernova en M51 Supernova en M51
El 27 de junio de 2005, Wolfgang Kloehr, un astrónomo alemán, descubrió una supernova de tipo II en esta galaxia. Llamada SN2005cs llegando a tener una magnitud de 13,5. Una de las estrellas más brillantes cercanas al núcleo de M51A si viajamos hacia él desde M51B. La estrella progenitora ha sido identificada como una estrella azul brillante. Aunque cientos de supernovas son descubiertas cada año por búsquedas automatizadas, supernovas tan cercanas son raras e importantes, ya que con frecuencia se hacen lo bastante brillantes para ser estudiadas por los telescopios de muchos aficionados. Ya que al estar lo bastante cerca su (antigua) estrella progenitora y los alrededores más inmediatos, son resueltos por opticas de las que usamos habitualmente. La supernova 2005cs puede haber dejado un corazón que ha sido comprimido en una estrella de neutrones o en un agujero negro.

Hoy, sin ninguna duda,  no la podremos distinguir por la ya mencionada baja calidad del cielo, pero ignorando la supernova disfrutaremos de la esplendida visión de estas galaxias con la apertura de 16” y el contraste de los oculares de más de un kilogramo de peso.


Se aprecian con claridad los brazos de la espiral en cuanto llevas unos pocos segundos mirándola, se distinguen estrellas en los mismos, y las zonas oscuras entre ellos se marcan con dureza sobre la luminosidad que irradia toda ella en el fondo del espacio profundo.


El contraste de estos oculares, sumado a la cantidad de luz que recoge este tubo, es asombroso, hizo que pudiera distinguir detalles que hasta ahora solo había visto usando la fotografía de larga exposición.


Esa noche disfruté de algunos otros objetos, como NGC4361 o M3, pero eso os lo contaremos en otra ocasión.

Últimos Artículos

Modificación del portabaterías del reloj tiempo real (RTC) de la montura CGE
La montura CGE tiene una batería para alimentar el reloj de tiempo real (RTC) que permite a la montura mantener la hora entre sesiones de observación. SiLeer más
LX200
LX-200Leer más
Paisaje "TresJuncos" para Stellarium
Hemos creado un módulo de paisaje del Observatorio Tres Juncos para ser usado en el programa Stellarium. Stellarium es un programa gratuito de códigoLeer más

Galería de Imágenes

Datos de contacto

Castellar de Santiago
Ciudad Real
España

Contacte con nosotros